Pilates para Embarazadas

Tituladas por la Federación Española de Pilates estudiamos los pasos por los que pasa una mujer hasta ser madre. El cuerpo cambia a gran velocidad adaptándose antes que el propio entendimiento de lo que ocurre, por ello ofrecemos una ayuda en este proceso, durante el embarazo y después del parto.

Los ejercicios son diseñados para evitar los daños y lesiones que producen los cambios físicos y posturales que van sucediendo durante la gestación.

Las articulaciones se vuelven laxas, los ligamentos se debilitan para permitir mayor movilidad a esas articulaciones para el crecimiento del bebé. Conocer qué nos pasa nos deja adelantarnos a los acontecimientos y trabajar correctamente en la prevención.

El Pilates ayuda a prevenir o aliviar las lumbalgias o molestias en la articulación sacro ilíaca surgidas durante la gestación. Prepara a la madre para las labores del parto y para su recuperación.

Ayuda a reestablecer la figura y trabaja con especial cuidado el suelo pélvico, musculatura profunda responsable de la micción y la cual se resiente durante este período por un importante aumento de peso.

Al iniciar los movimientos con control combinado con una respiración específica, se maximiza la estabilización de pequeños y profundos grupos musculares de la madre, antes y durante el embarazo, reduciendo al mínimo los riesgos en el ejercicio.

Realizar ejercicios de Pilates durante el embarazo tiene múltiples beneficios:

• Alivia el dolor de espalda
DSC_0086
• Mejora la circulación en las piernas

• Refuerza los músculos del suelo pélvico

• Prepara el cuerpo para el parto y el post-parto

• Promueve una buena postura durante el embarazo

• Trabaja la expansión torácica para así aumentar la capacidad respiratoria reducida por el volumen fetal

Además es importante la incorporación del ejercicio físico en el día a día tras el parto, tanto para el bienestar físico como mental, siempre respetando los tiempos médicos. Con el Método Pilates conseguimos también un bienestar estético, que el vientre se aplane, la cintura se dibuje, los hombros no se caigan, que la musculatura se alargue y los movimientos sean más ágiles y seguros. Parir es un acto natural y el cuerpo buscará adaptarse de la mejor manera posible después del esfuerzo, ayudándolo nos acercaremos con mayor agilidad al estado anterior.
Embarazo Pilates