El Método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quién lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades de gimnasia además de anatomía y fisiología, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

En el Método Pilates se utiliza un ambiente de trabajo totalmente diferente al de otros métodos de gimnasia de mantenimiento, un ambiente relajado que permite la comunicación directa entre el alumno y el instructor.

El Pilates proporciona al cuerpo grandes beneficios como el equilibrio muscular y con ello se mejora la circulación sanguínea y la movilidad articular, estando especialmente indicado para mejorar problemas de columna vertebral.

Enfatiza más en los movimientos precisos que en la repetición continuada de un ejercicio.
Fortalece el eje del cuerpo, abdomen, espalda y cadera, permitiendo más libertad de movimiento a otras zonas del cuerpo.
Proporciona conocimiento y control corporal ya que la mente tiene que contactar con el cuerpo durante los movimientos.
Se centra en el control de la respiración que acompaña los movimientos.
Personas de edad avanzada pueden practicar Pilates no sólo para la rehabilitación, sino también para prevenir trastornos y dolencias como las lesiones muy comunes de espalda o cervicales.